Requisitos para que una curación pueda ser considerada un milagro.


Si se trata de un caso médico, la curación debe ser: rápida, completa, duradera e inexplicable.

 

1) La enfermedad debe ser grave.

La curación extremadamente difícil o realmente imposible. La gravedad implica, en cierto modo, que la enfermedad es irreversible, siendo imposible la recuperación de las funciones normales del organismo.

2) Es necesario que no hayan sido suministradas medicinas adecuadas para curar la enfermedad, o que fueron ineficaces.

Por ello es necesario excluir con certeza, que los efectos de la terapia aplicada hayan logrado modificar sustancialmente el diagnóstico. Esto vale también para el caso de la desaparición inmediata de la enfermedad.

3) La curación debe ser instantánea.

Es decir, que en el caso concreto que se investiga, el tiempo de la curación debe ser extremadamente rápido respecto del tiempo previsible de curación que se considera normal.

4) La curación debe ser perfecta.

Pueden quedar algunos signos de la enfermedad no invalidantes como, por ejemplo, cicatrices. Para que la curación sea íntegra, es necesaria una recuperación
funcional del organismo perfecta.

5) La curación debe ser estable y duradera, sin reincidencias o recaídas.

Por reincidencia se entiende el retorno de la misma enfermedad después de un cierto periodo de tiempo. Por recaída se entiende el retorno de la enfermedad después de un brevísimo periodo de tiempo de aparente curación.

 

(Ver: José Carlos Martín de la Hoz y Ricardo Quintana
Bescós, Causas de canonización y milagros, Desclée
de Brouwer, Bilbao 2009, p. 107-108)

Anuncios

POR TU GRACIA


Señor, es por Tu gracia redentora
que sigo en pie a pesar del enemigo,
con la esperanza de habitar contigo
en la gloria que anhelo sin demora.

Es por Tu luz –en esta infausta hora
que zarandea al justo como al trigo–,
que puedo aún servirte de testigo
y en medio de la noche hallar Tu aurora.

Es con las nobles armas de una fe
cuya raíz proviene desde el cielo
que encaro este combate contra el mal;

y por amor a Ti, proseguiré
mi lucha entre la espina y el consuelo,
abrazado a Tu cruz hasta el final.

FUENTE: https://radiocristiandad.wordpress.com/2016/12/30/jorge-dore-soneto-2/

En el TABOR de mi existencia.


hfic hermanas franciscanas de la Inmaculada concepción postal, la santidad

 

Estoy en el Tabor de mi existencia:
ante tu luz, Señor, que explica todo.
Transfigurado brillas sobre el lodo
de mi carnal y redimible herencia.

Gracias a tu rocío en mi conciencia
hoy marcho por el mundo de otro modo
–un mundo en el que sólo hallo acomodo
cuando mi fe se arrima a tu presencia–.

Algo de ti nos transfigura a veces,
convierte en carne nuestra pétrea vida
endereza y allana nuestra senda

y trae la paz al alma en la que creces.
¡Ven, que tú eres mi escudo y mi guarida
y ante tus pies quiero plantar mi tienda!

 

fuente: https://radiocristiandad.wordpress.com/category/jorge-dore/

Novena al Niño Jesús


Mañana empieza la novena al Niño Jesús

postal navideña hfic

 

La novena es una práctica de oración católica que se da, o se repite en principio durante 9 días. Su práctica se remonta a la época de los apóstoles.

Estas oraciones se hacen durante nueve días seguidos antes de la Navidad. Normalmente desde el 16 al 24 diciembre.

 

Primer día   ◊    16 de diciembre

El Verbo Eterno Se hizo hombre.

¡Oh dulce Jesús! Verbo Eterno hecho carne, Os agradezco por haberos encarnado, tomando la naturaleza humana a fin de elevarla y restaurarla. Pues, si en la creación habéis manifestado Vuestro poder, es toda la ternura de Vuestra misericordia que habéis desplegado para la redención de la naturaleza caída. Os hacéis hombre, sujeto al sufrimiento. Os hacéis nuestro hermano para traernos de nuevo a nuestro Padre. Solo Vuestro amor infinito pudo inspiraros tales locuras de amor.

Niñito Jesús, ¿cómo podré llegar a ser digno de tal prodigio de amor y de rebajamiento? Yo, vil pecador, busco elevarme encima de todos, mientras que Vos, ¡Os anonadáis hasta tomar el último puesto! ¡Ya Señor! Quiero seguiros en el camino de Vuestras humillaciones, aceptando con amor todas las circunstancias en que este último lugar me será presentado por Vuestra Providencia. Amén.

Invocación
Divino Niño Jesús, que por la salvación del mundo, quisisteis nacer en un establo, y ser reclinado en un pesebre sobre un poco de paja: tened piedad de mí.
María y José, rogad al Niño Jesús por mí.
– Gloria al Padre…


 

Segundo día   ◊    17 de diciembre

El Verbo Eterno, siendo grande Se hizo niño pequeño.

¡Oh dulce Jesús! Verbo Eterno hecho carne, Os agradezco por haber escondido la grandeza de Vuestra Divinidad bajo las apariencias de un Niño pequeño. Como Príncipe de paz, venís para ser Mediador entre el hombre pecador y el Dios ofendido. Os volvéis pequeño para atraer nuestros corazones. Obedecéis para expiar. Frágiles pañales aprisionan Vuestra omnipotencia, para demostrar claramente que por la fuerza de Vuestra obediencia es que operáis la salvación del mundo.

Querido Niñito mío, quiero imitaros y volver a ser niño también, puesto que sólo así podré agradaros y entrar en Vuestro Reino. Envolved mi voluntad rebelde en los paños de Vuestra divina Voluntad, porque estoy resuelto a conformar mis deseos a los Vuestros con la docilidad de un niño pequeño. Por los méritos de Vuestra santa infancia, haced en adelante, que Vuestra Santa Voluntad sea la regla de todos mis deseos y de todas mis acciones. Amén.

Invocación
Divino Niño Jesús, que por la salvación del mundo, quisisteis nacer en un establo, y ser reclinado en un pesebre sobre un poco de paja: tened piedad de mí.
María y José, rogad al Niño Jesús por mí.
– Gloria al Padre…


 

Tercer día   ◊    18 de diciembre

El Verbo Eterno, siendo fuerte Se hizo débil.

¡Oh dulce Jesús! Verbo Eterno hecho carne, Os agradezco por haberos hecho débil por mi amor. Vos, el Dios fuerte, quisisteis sentir toda la fragilidad de nuestra naturaleza humana. Dormís en un establo, lloráis, tembláis de frio. Soportáis todos nuestros males, no solamente en Belén, sino durante el transcurso de toda Vuestra vida. Vuestras aflicciones cambiarán con la edad, pero Os acompañarán hasta la muerte.

Divino Niño de Belén, no alcanzará la eternidad para agradeceros de haber tomado sobre Vos todas las flaquezas humanas. Actuando de esta manera, me habéis abierto el camino. Me habéis mostrado que a pesar de mis desfallecimientos, puedo alcanzar la santidad que esperáis de mí. Vuestro ejemplo me alecciona: aprendo a desconfiar de mí mismo y de mi incapacidad, para sólo contar con el socorro de Aquél que me fortalece, y en Quien todo lo puedo. Concededme, ¡oh Jesús! la gracia de ser muy humilde a mis propios ojos y de poner mi confianza solo en Vos. Amén.

Invocación
Divino Niño Jesús, que por la salvación del mundo, quisisteis nacer en un establo, y ser reclinado en un pesebre sobre un poco de paja: tened piedad de mí.
María y José, rogad al Niño Jesús por mí.
– Gloria al Padre…


 

Cuarto día   ◊    19 de diciembre

El Verbo Eterno, siendo rico Se hizo pobre.

¡Oh dulce Jesús! Verbo Eterno hecho carne, Os agradezco por haber abrazado la pobreza con todas sus consecuencias por amor a los hombres. Bajáis del Cielo para venir a reposar sobre un poco de paja. Cambiáis la compañía de los Ángeles por la de dos animales. Vos que abrasáis los Serafines, tembláis de frio. Vos que sostenéis a los Cielos, necesitáis que se Os traiga en brazos. Vos que dais el alimento a todo lo que respira, hace falta un poco de leche para sostener Vuestra vida. Vos que sois la felicidad de los Santos, estáis llorando. ¡Oh Dios mío, cuanto me predican Vuestros ejemplos! En ellos descubro la belleza de la verdadera pobreza, que consiste en despreciar todo lo que es perecedero para saborear solamente lo que es eterno.

¡Oh pequeño Jesús! Verdadero Pobre de Belén, quiero renunciar a todo para encontraros. Desprended mi corazón de la tierra por todos los medios que juzgareis necesarios, porque deseo que seáis el único tesoro de mi alma en este mundo. Jesús, Sabiduría eterna, sed verdaderamente mi Dios y mi Todo. Amén.

Invocación
Divino Niño Jesús, que por la salvación del mundo, quisisteis nacer en un establo, y ser reclinado en un pesebre sobre un poco de paja: tened piedad de mí.
María y José, rogad al Niño Jesús por mí.
– Gloria al Padre…


 

Quinto día    ◊    20 de diciembre

El Verbo Eterno, siendo sublime Se hizo humilde.

¡Oh dulce Jesús! Verbo Eterno hecho carne, Os agradezco por haber reparado la desobediencia del hombre por el poder de Vuestra humildad. Sin prevaleceros de Vuestra igualdad con Dios, habéis pasado del trono de Vuestra gloria a la bajeza de un pobre establo. Quisisteis ser desconocido para este mundo que veníais a rescatar. ¡Qué lección dais a nuestros corazones sedientos de vanagloria!

¡Oh Niño divino! Es por Vuestra humildad que queréis ser reconocido. A los desprecios y las humillaciones, Vuestros ejemplos dan un  valor infinito y los hacen amables. Es mi deber y mi riqueza amarlos como Vos los habéis amado. Si Os hubiese amado, la humillación me hubiera parecido suave y agradable. Pero puesto que prometéis el perdón al corazón contrito, me arrepiento de mi vida tan opuesta a la Vuestra. Quiero corregirme, y por amor a los rebajamientos de Vuestro pesebre, Os prometo sufrir en paz todos los desprecios, todas las humillaciones y todos los rechazos que sean de Vuestro agrado enviarme. Amén.

Invocación
Divino Niño Jesús, que por la salvación del mundo, quisisteis nacer en un establo, y ser reclinado en un pesebre sobre un poco de paja: tened piedad de mí.
María y José, rogad al Niño Jesús por mí.
– Gloria al Padre…


 

Sexto día     ◊    21 de diciembre

El Verbo Eterno, siendo Maestro Se hizo servidor.

¡Oh dulce Jesús! Verbo Eterno hecho carne, Os agradezco por haberos humillado hasta tomar la condición de esclavo, ¡Vos el Rey de los reyes! Por este prodigio de amor, nos habéis librado del yugo del demonio. Habéis arruinado su imperio desenmascarando el espíritu de insubordinación en el cual se fundamenta. A la soberbia y a la desobediencia, habéis opuesto la más profunda humildad y la obediencia más completa, haciéndoos el servidor de todos.

¡Oh Monarca del mundo, hecho esclavo por mi amor! Estoy lleno de confusión al pensar en Vuestro pesebre, monumento eterno de Vuestros rebajamientos. Me avergüenza el recuerdo de mi soberbia, de mis locuras y de mis ingratitudes. Reconozco mi culpa con dolor y arrepentimiento. Vuestros méritos infinitos animan mi esperanza, ¡oh Salvador mío! Espero mi perdón de esta bondad inagotable, que no Os permite despreciar un corazón contrito y humillado. Tomad las cadenas de Vuestro amor, ponédmelas a los pies y a las manos; que nunca pueda yo romperlas, ni hacer ningún movimiento contrario a Vuestra Voluntad. Amén.

Invocación
Divino Niño Jesús, que por la salvación del mundo, quisisteis nacer en un establo, y ser reclinado en un pesebre sobre un poco de paja: tened piedad de mí.
María y José, rogad al Niño Jesús por mí.
– Gloria al Padre…


 

Séptimo día   ◊    22 de diciembre

El Verbo Eterno, siendo feliz se hizo doliente.

¡Oh dulce Jesús! Verbo Eterno hecho carne, Os agradezco por haberos querido encarnar para sufrir. Podíais rescatarnos sin sufrimientos, pero lo que convenía a Vuestra justicia no convenía a Vuestro inmenso amor. Infinitamente feliz junto a Vuestro Padre, Os hicisteis Hombre de dolores y familiarizado con el sufrimiento. Desde la cuna, habéis abrazado todas las penas y las dificultades de nuestro exilio. Habéis tomado primero el remedio que debe sanar a nuestras almas enfermas por el pecado.

Divino Niño, un corazón amante desea compartirlo todo con el ser amado. Os protesto pues, que quiero ser Vuestro discípulo y tomar mi cruz cada día siguiendo Vuestro ejemplo. Prefiero el sufrimiento junto a Vos que los placeres lejos de Vos. Y si a veces mi alma desfallece bajo el peso del dolor, encontrará en Vuestro ejemplo la fuerza, el valor y la paz. Niñito Jesús del Pesebre, acepto sufrir y ser despreciado para asemejarme a Vos. Amén.

Invocación
Divino Niño Jesús, que por la salvación del mundo, quisisteis nacer en un establo, y ser reclinado en un pesebre sobre un poco de paja: tened piedad de mí.
María y José, rogad al Niño Jesús por mí.
– Gloria al Padre…


 

Octavo día    ◊    23 de diciembre

El Verbo Eterno, siendo inocente Se hizo culpable.

¡Oh dulce Jesús! Verbo Eterno hecho carne, Os agradezco por haber traído la salvación al mundo, revistiéndoos de la culpabilidad del pecado. Os veo en Vuestro pobre establo, condenado a todos los sufrimientos que corresponden a los pecadores. Al contemplar la abyección en donde Vuestro amor por mi Os tiene reducido, me reconozco culpable ante Vos y los hombres. Estoy atemorizado por el número y la gravedad de mis culpas, y de mi incapacidad en pagarlas. ¡Oh divino Niño Jesús! pedid pues a Vuestra Santa Madre de tomarme en Sus brazos para ofrecerme junto con Vos al Padre Eterno. Habéis pagado por mí. Intercedéis por mí. Habéis hecho mi penitencia. Por eso habéis sufrido y llevado la Cruz. Quiero reparar aceptando cada una de las disposiciones que tomaréis para purificar mi vida.

¡Oh Jesús! Redentor del mundo y muchas veces Redentor de mi alma, me entrego, me habéis amado demasiado. Hacedme prisionero de Vuestro amor para que hasta mi último suspiro, Os ame todavía más de lo que Os he ofendido. Amén.

Invocación
Divino Niño Jesús, que por la salvación del mundo, quisisteis nacer en un establo, y ser reclinado en un pesebre sobre un poco de paja: tened piedad de mí.
María y José, rogad al Niño Jesús por mí.
– Gloria al Padre…


 

Noveno día   ◊    24 de diciembre

El Verbo Eterno, siendo Suyo Se hizo nuestro.

¡Oh dulce Jesús! Verbo Eterno hecho carne, Os agradezco por haberos hecho nuestro. En el Pesebre, Os ofrecéis para residir en cada uno de Vuestros discípulos como un maestro interior que explica sus lecciones, las hace apreciar, y comunica la fuerza de practicarlas. Habéis bajado a la tierra para conversar con el hombre, para ser su hermano y entregaros totalmente a él.

¿Qué puedo hacer, ¡oh amable Niño mío! ante el exceso de Vuestro sacrificio? Yo también, quiero entregarme a Vos devolviendo amor por amor. Pongo mi voluntad en Vuestras manos, ya que es el único obstáculo entre nosotros. No quiero que Vuestro llamamiento sea en vano. He aquí mi corazón, mi cuerpo, mi alma, mi vida, mi muerte; Os lo traigo todo. Os lo ofrezco por las manos purísimas de Vuestra divina Madre que es también la mía y por las manos de San José, Vuestro Padre putativo y protector mío. Recibidlo todo, guardadlo todo, hasta el día de la eternidad, cuando ya no podré perderos más, sino que me regocijaré eternamente de haberme entregado a Vos. Amén.

Invocación
Divino Niño Jesús, que por la salvación del mundo, quisisteis nacer en un establo, y ser reclinado en un pesebre sobre un poco de paja: tened piedad de mí.
María y José, rogad al Niño Jesús por mí.
– Gloria al Padre…

Tu también puedes ser FRANCISCANA: Contactanos


¿Alguna vez haz pensado en ser franciscana?

hfic hermanas franciscanas de la inmaculada concepción 4

CONTACTANOS

Estamos organizadas en 5 provincias


Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción. (HFIC) 100


HFIC-hermanas-franciscanas-de-la-inmaculada-concepcion-banner-provincias 2


HFIC-hermanas-franciscanas-de-la-inmaculada-concepcion-banner-apostolados 2


HFIC-hermanas-franciscanas-de-la-inmaculada-concepcion-banner-paises


Provincia de El Divino Salvador:

Centro – Occidente de El Salvador, Guatemala, Honduras.

Jesús, Divino Salvador del Mundo


Provincia Santa Clara de Asís:

Baja California, Estados UnidosHFIC Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción hfic. santa clara de asis


Provincia de Cristo Rey: 

Centro, Norte de México

Cristo Rey de todas las naciones


Provincia de Nuestra Señora de Guadalupe:

Centro y Sur de México.

Virgen de Guadalupe


Provincia de Nuestra Señora de la Paz:

Centro – Oriente de El Salvador, Nicaragua, Costra Rica, Perú, Chile, Argentina.

rompecabezas nuestra señora de la paz 5

Sitio:   http://franciscanashfic.blogspot.com/

Promotora Vocacional

Sor Carmen María Parada Gámez

h.carmelita@gmail.com

h.carmelita@hotmail.com

Tel (503) 7104 8397

 facebook   

 


43cd6-barra20separadora20143cd6-barra20separadora201

Presencia HFIC en Europa y África.

En Europa: 

España, Portugal, Italia.

Misiones Ad Gentes:

Guine-Bissau, República Centro Africana

HFIC-hermanas-franciscanas-de-la-inmaculada-concepcion-banner-vocacion


Actividades Didácticas para pre-escolar.


refugio-morales-cordova-hfic-hermanas-franciscanas-de-la-inmaculada-concepcionrefugio-morales-cordova-hfic-hermanas-franciscanas-de-la-inmaculada-concepcion-2refugio-morales-cordova-hfic-hermanas-franciscanas-de-la-inmaculada-concepcion-3hfic-refugio-morales-cordova-caricatura-2refugio-morales-cordova-hfic-hermanas-franciscanas-de-la-inmaculada-concepcion-4

humilde-patlan-sanchez-hfic-hermana-franciscana-de-la-inmaculada-concepcionhfic-humilde-patlan-sanchez-hermana-franciscana-de-la-inmaculada-concepcioncaricatura-refugiopuzzle-refugio3

humilde

Madre Clara del Carmen Aguilera


Conociendo a Madre Clara del Carmen Aguilera.

clara-del-carmen-aguilera-hfic

 Madre Clara del Carmen Aguilera   

Nació esta religiosa el 23 de marzo de 1867 en la ciudad de Irapuato, (Gto.)

Fueron sus padres Don Guadalupe Aguilera y Doña Luisa Moncada, unidos en legítimo matrimonio.

Doña Luisa era sumamente piadosa y, aun antes de que viniera al mundo su hija, la consagro devotamente a la Santísima Virgen.

Dos días después de nacida, la niña fue llevada a la fuente bautismal de la iglesia parroquial de Irapuato. Adminístrale el bautismo el Pbro. Rufino Zepeda y púsole por nombre Epigmenia Encarnación Francisca. La apadrinaron Don Tranquilino Rodríguez y Doña Dolores Arrollo.

La familia Aguilera era muy piadosa; de modo que ejercito a la niña en toda clase de prácticas religiosas, sin exceptuar los ayunos dela iglesia.

 

Historia de las apariciones

 Cuando tenía cuatro años de edad oyó algo acerca de los conventos de Teresas y desde entonces sintió deseos de hacerse religiosas, quedando sorda del oído derecho con que escuchó la voz.

PRIMERA  APARICIÓN

del Niño Jesús fundador



Tuvo lugar el día 22 de Octubre de 1894, antes de que nuestra Madre Clarita ingresara a la vida religiosa; en un templo de Celaya llamado “Beaterio”, en donde asistía a la Santa Misa, pidiendo a Dios nuestro Señor, la gracia de conocer su vocación.
A la hora de la congregación, vio descender del cielo un rayo de luz, y de pie sobre una nube, a un Niño semi-desnudo, de hermosura tierna y encantadora; con la mirada hacia abajo, sus braszos extendidos y con las palmas de las manos hacia arriba.
Nuestra Madre Clarita, se sentía al mismo tiempo gozosa por tan delicada distinción y confundida por el bajo concepto que tenía de ella misma; pero tuvo valor para iniciar el siguiente dialogo:

* Yo fui quien te hablo de la vida religiosa cuando eras niña y quise que quedaras sorda, hasta que volvieras a escuchar mi voz.
> Este vil átomo te desea para que le hagas conocer el estado de vida en que me quieres.
* En el estado religioso, le contestó el precioso niño.
> Mi enfermedad es un obstáculo.
* Yo mismo seré tu médico y medicina.
> Soy pobre, no tengo dote, y no estoy en condiciones para adquirirla.
* Yo mismo me encargaré de ti y seré tu sostén y tu fiador.
> ¿Por qué estas desnudo siendo rey del Cielo y Tierra?
* Así es como te quiero, desprendido de todo lo terreno.
> ¿Porqué tus ojos purísimos sobre mí?
* Así los he tenido y los tendré hasta el fin para atender a todos tus necesidades.
> ¿Porqué la posición de tus manitas?
* Para levantarte a una elevada perfección a ti y a tus obras.
Nuestra Madre Clarita discurría acerca de todo cuanto estaba observando y ya no se atrevió a hablar, pero admiraba, preguntaba y recibía la contestación en su interior.
> ¿Por qué estás tan cerca de mí?
* Tanto así me ha atraído tu humildad.
> ¡Que hermosa nube!
* Esa nube es tu oración
Y diciendo esto, desapareció

SEGUNDA APARICIÓN

del Niño Jesús fundador


El 19 de Noviembre de 1894 en el Templo del Carmen de Celaya, Guanajuato, a la hora de la Comunión, vio al lado del Evangelio un joven muy hermoso, que le tendía los brazos; quiso correr en dirección a Él, pero no pudo llegar, porque vio en el suelo unos instrumentos cortantes y dijo:¿Qué es esto que me impide llegar a ti?
No puedo poner la punta de un dedo sin despedazarme hasta los huezos.
El joven contestó: “Es el lugar desconocido donde te quiero y Yo mismo seré tu sostén y tu fiador”. Dale cuenta a tu confesor y dile que confío en su dirección.”


TERCERA APARICIÓN

del Niño Jesús fundador

 

El día 22 de Noviembre de 1894 en el templo del Beaterio de Celaya, después de la Comunión, Nuestra Madre Clarita le pidió por orden de su confesor, una prueba de su vocación a la vida religiosa y oyó una voz que le contestó diciendo:
“Di a tu confesor que la prueba que le doy, es que este día quedarás totalmente sana de tus graves enfermedades”.
Como de hecho ocurrió.

CUARTA   APARICIÓN

del Niño Jesús fundador

 

b8536-nic3b1o33-bmp

En México, D. F., cuando visitó a nuestras Madres Fundadoras en la calle 3ª de Colombia Nº 76, escucho una voz del niño que le dijo:

“Este es el lugar desconocido, donde te quiero”.

 QUINTA   APARICIÓN

del Niño Jesús fundador



Ya religiosa, el NIÑO JESÚS se le apareció en el Templo de la Encarnación de México, al finalizar el año de 1903 y le dijo:

“Te levantaré a ti y a tus obras a gran perfección”,
y nuestra Madre Clarita, entendiendo que sus obras eran la pequeña Congregación a donde Él la había conducido, le contestó:
“Acepto, con la condición de que TU seas el FUNDADOR”.

SEXTA  APARICIÓN

del Niño Jesús fundador

Él día 22 de Octubre de 1904, el NIÑO JESÚS SE LE APARECIÓ A NUESTRA Madre Clarita, pero en esta ocasión, vestido y sentado en una nube y le preguntó:

> ¿Por qué estás sentado y vestido?

* Porque soy el FUNDADOR
Por este motivo la fiesta del NIÑO JESÚS, se celebra el día 22 de Octubre y en nuestra Congregación se le llama NIÑO JESÚS FUNDADOR de las Madre Franciscanas.
NOTA: Tomado de los apuntes de N. M. Clara del Carmen Aguilera.
Ella mandó hacer la primera imagen del Niño Jesús Fundador, que se encuentra en la Casa Hogar de Niñas “DEL NIÑO JESÚS”, ubicada en San Lucas Nº 55, Coyoacán, México, D. F.
M. Mª Celia Bonifaz Mazariegos.
H.F.I.C.
México, D. F. a 19 de Noviembre de 1996

Hermanas Franciscanas

A %d blogueros les gusta esto: