QUE ES UN MILAGRO


UN ESTUDIO DOCTRINAL SOBRE EL MILAGRO.

( Según Santo Tomás de Aquino)

 

Cuatro puntos fundamentales que vamos a analizar en torno al milagro:

noción general, división, posibilidad y causas.

El milagro en general  (Definición)

La palabra milagro viene del latín miraculum, que significa un hecho admirable, inesperado, extraordinario, que nos llena de estupor y admiración, santo Tomas dice al respecto:

“El nombre de milagro se toma de la admiración, la cual surge ante la presencia de efectos cuya causa se desconoce por ejemplo, al ver un eclipse de sol ignorando su causa. Puede, sin embargo, ser conocida para unos y desconocida para otros la cusa de un fenómeno; en cuyo caso cabe la admiración para unos, sin haberla para otros. Así, por ejemplo, se admira el rustico ante el eclipse de sol, y, en cambio, no se admira el astrónomo. Mas milagro viene a equivaler “llenos de admiración”, es decir, lo que tiene una cusa oculta en absoluto y para todos. Esta causa es Dios.

Por consiguiente, se llama milagro a aquellas cosas que son hechas por Dios fuera del orden de las cusas conocidas por nosotros. (Cf, 1 105, 7)

¿Qué hay de las virtudes, signos, prodigios y portentos que salen en las Sagradas Escrituras?

El angélico doctor contesta de esta manera:

“Dos cosas se pueden considerar en los milagros. Una, la obra que se realiza, que es algo que excede ciertamente las fuerzas naturales, y según esto se llaman virtud (del latín virtus, fuerza, poder). Otra, es el motivo por los que los milagros se realizan, que es la manifestación de algo sobrenatural, y en este sentido se llaman señales; y, finalmente, por la grandeza de las obras se denomina portentos y también prodigios.“(Cf. II-II 178,1 ad 3).

asemos a la definición real:

Milagro es, propiamente, un hecho realizado fuera del orden de la naturaleza.

Pero no basta para esto que se haga fuera del orden de una naturaleza en particular; porque entonces, al lanzar una piedra hacia arriba, se haría un milagro, puesto que esta fuera del orden de la naturaleza de la piedra, que tiende siempre hacia abajo, se entiende por milagro aquello que se efectúa fuera de toda naturaleza creada. Manifiestamente, esto no puede hacerlo más que Dios, porque cualquier cosa que haga el ángel o cualquier otra criatura con su propia virtud, cae dentro de la naturaleza creada, y, por lo tanto, no es milagro. Es, pues, evidente, que solo Dios puede hacer milagros” (Cf, I 110, 4). (Santo Tomas hace esta reserva muy oportunamente, pues, como es sabido, Dios puede usar como instrumento para hacer los milagros a cualquiera de sus criaturas; Ángeles (no demonios), hombres o incluso animales como el caso de la burra de Balam. Pero, en estos casos, la criatura no obra por su propia virtud, sino por la virtud de Dios, quien la utiliza como simple instrumento para realizar el milagro) (Cf. 105, 7 ad 2.) En consecuencia y a manera de conclusión, el milagro tiene como cusa eficiente únicamente  al mismo Dios y a nadie más.

Propiedades del milagro

(División del milagro)

San Agustín señala muy bien las propiedades principales del milagro,“Se trata de un hecho excepcional, arduo, que excede las fuerzas de la naturaleza y es contrario a lo que ella esperaba. (Cf San Agustín, De útil, cred-c 16: ML 42-90) Nada mejor para nuestro estudio que recurrir al angélico doctor explicando lo de San Agustín: “Nada puede llamarse milagro por comparación al poder divino, porque cualquier hecho, comparado con el poder de Dios, es insignificante, según aquello de Isaías: “son las naciones como gota de agua en el caldero, como un grano de polvo en la balanza” (Is 40, 15). Sino que, al llamar milagro a una cosa, se entiende por comparación al poder de la naturaleza, al cual excede. Y así, cuanto más exceda este poder, tanto mayor es el milagro. Ahora bien: de tres modos puede exceder un hecho el poder de la naturaleza:

a)En cuanto a substancia de lo hecho; por ejemplo, que dos cuerpos coexistan simultáneamente en un mismo lugar, o que el sol retroceda, o que el cuerpo humano sea glorificado, lo cual de ningún modo puede hacerse por la naturaleza. Y estos son los mayores entre todos los milagros.

b)Excediendo el poder de la naturaleza; no por lo que ha sido hecho, sino por el sujeto en que se hace; por ejemplo, la resurrección de un muerto, el recobrar la vista un ciego y otros hechos parecidos. Puede, en efecto, la naturaleza producir la vida, pero no en un cuerpo muerto; puede dar la vista, pero no en un ciego. Y estos hechos ocupan el segundo lugar entre los milagros.

c)Por último, puede rebasar el poder de la naturaleza, en cuanto al modo y orden de obrar, por ejemplo, al curarse repentinamente de la fiebre por virtud divina, sin el uso del proceso de la medicina o remedios naturales usados en tales casos; o al deshacerse súbitamente en lluvia la atmosfera por virtud divina sin causas naturales, como sucedió por las oraciones de Samuel (1 Rey 18,45). Y estos ocupan el ínfimo lugar dentro de los milagros.

Hay, además, dentro de cada uno de estos tres géneros, diversos grados, según que cada caso exceda el poder de la naturaleza” (Cf. 1 105, 8)

Causa eficiente del milagro

La causa eficiente del milagro es doble: principal e instrumental, he aquí lo que dice santo Tomas:

 “Lo que está comprendido totalmente dentro del orden establecido no puede obrar por encima de él. Pero toda criatura está comprendida dentro del orden que Dios estableció en las cosas. Luego ninguna criatura puede obrar por encima de este orden, es decir, hacer milagros” (Cf. II-II 178, 2.) Sin embargo Dios puede utilizar como una causa instrumental para hacer un milagro a una criatura racional (ángeles, hombres) e incluso irracionales como el caso de la burra de Balam.

Santo tomas al respecto dice: “Hablando de milagros, los hay que no son verdaderos, sino hechos fantásticos, con los que queda el hombre burlado, pareciéndoles ver lo que no es. Otros son hechos reales, pero no tienen verdadera razón de milagro, pues se realizan con la ayuda de las causas naturales, ambas cosas pueden ser ejecutadas por los demonios como ya vimos en su lugar. (tratado de angelis) Pero los verdaderos milagros no pueden ser obrados sino es por el poder divino, y los obra Dios para utilidad de los hombres. Y esto es de dos modos: uno, para confirmación de la verdad predicada: otro, para demostración de la santidad de algunos a quien Dios quiere proponer como ejemplo de virtud. En la solución de las dificultades. Añade Santo Tomas las siguientes interesantes precisiones:

1) Los milagros son verdaderos testimonios de aquello para que se realiza, de suerte que los malos no pueden obrar verdaderos milagros para confirmación de su doctrina ; aunque si los pueden hacer en confirmación del nombre de Cristo, que invocan, o de la virtud de los sacramentos que administran (ad. 3)

2) Como dice San Agustín: “No se atribuye a todos los santos el obrar milagros para  que los débiles de entendimiento no sean engañados por el pernicioso error de creer que son mayores esos dones extraordinarios que las obras de santidad y justicia con las que se merece la vida eterna” (ad, 4)

Causa final.

a)El fin último absoluto del milagro no puede ser otro que el fin último de la creación: la gloria de Dios, o más exactamente, el mismo Dios glorificado en sus obras.

b)El fin último relativo no puede ser el mundo físico sino un ser inteligente que los perciba, o sea, el hombre o el ángel.

c)El fin próximo o inmediato es muy variado: beneficiar a un desgraciado, poner de manifiesto la santidad de uno de sus siervos, testificar la sobrenatulalidad de una aparición (la Virgen de Lourdes o Fátima.) y otras cosas semejantes.

En general

a)Solo Dios es el único que puede realizar milagros absolutamente en el orden sobrenatural, dejando el orden preternatural a los ángeles y los hombres

b)Los demonios no pueden obrar milagros en absoluto en cuanto al orden sobrenatural, pero si actúan en el plano u orden natural acción que se conoce como preternatural

c)tanto los santos como los ángeles que quedaron confirmados en gracia si pueden obrar milagros. No por si mismos sino como instrumentos de Dios, como dice santo Tomas, ya sea para exaltar a tal o cual santo y dar gloria a Dios o hacer ver sus maravillas a los hombres por medio de los ángeles como lo dice San Rafael Arcángel:“Bendecid al Dios de los cielos y glorificadle delante de todos los vivientes, pues ha mostrado en vosotros su misericordia” (Tob. XII, 6)

d)Los malos no pueden obrar milagros para fundamentar sus doctrinas erróneas, según dice Santo Tomas, y, entran en este apartado; los herejes de todos los tiempos, cismáticos etc. Pero Dios si puede obrar milagros por medio de ellos y a pesar de ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s