¿Sabes cuando se celebró el Jubileo de Plata de la presencia de la Congregación en USA?


El 22 de abril de 1956 se llevó a cabo la celebración del jubileo de plata de la presencia de las hermanas en Estado Unidos.

Las religiosas organizadoras invitaron a la Madre General Humilde Patlán Sánchez, y a las primeras fundadoras que aún vivían, y para entonces radicaban en México.

hfic hermanas franciscanas de la inmaculada Concepcion jubileo de plata

Las celebraciones dieron principio con un triuduo de celebraciones Eucarísticas. Misa por la mañana y hora santa por la tarde.

La Misa del año Jubilar de Plata se celebró al aire libre en San Fernando. Se dignó presidir Mons. Roberto Brenes, celebró el Santo Sacrificio el P. Fernando García, ofm asistido por los otros padres franciscanos.

El tema de la homilía fue: “Cristo envió a sus apóstoles a predicar la buena nueva; Francisco envió a sus discípulos a predicar la caridad y la pobreza”.

En otras cosas el predicador recordó cómo el Padre Fundador, Fray José del Refugio Morales, quiso hacer resurgir el ideal franciscano en la mujer, y por ello fundó esta Congregación. Años después el Presidente Calles perseguidor de la Iglesia católica expulsó a eclesiásticos, religiosos y religiosas de México. Las Hermanas no se amedrentaron, recogieron el desafío que les lanzaba y, sin abandonar México, se extendieron vigorosamente por los Estados Unidos.

Después de la solemnidades religiosas las hermanas y sus invitados/as departieron amablemente. Por la tarde se tuvo un solemne acto literario-musical, en el cual la Banda de la Inmaculada Concepción, integrada por hermanas religiosas de la Congregación, amenizó los entreactos. El discurso de apertura corrió a cargo de la Madre Gemma Valenzuela, natural de Honduras, pero que había hecho su noviciado  y profesado en los Estados Unidos.

5 hermanas usa

Estas cinco madres plantaron la Cruz, regándola con sus lagrimas, entre el estandarte del Tepeyac y la enseña gloriosa de N. P. S. Francisco. Nuestras fundadoras trajeron la luz y la fe de la religión cristiana, misionando entre las colonias mexicanas, chinas e italianas, etc. Esas hermanas son estrellas fulgurantes en el azul del firmamento de nuestra Congregación Franciscana. Son ellas, en nuestra historia como una antorcha que ilumina y guía. Su ejemplo es una luz en nuestra vida y un celestial presagio que invita a meditar, a las presentes y futuras generaciones.

Sierva de Dios Humilde Patlán Sánchez

La Madre General Humilde Patlán Sánchez, hondamente conmovida, rememoró los años en que ella también vivió y laboró en ese noviciado, y, llena de maternal premura aconsejó, exhortó y animó a todas las hermanas de Norte América a continuar trabajando en esa celestísima porción de la viña del Señor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s