HFIC – Luz en la Tinieblas

Posted on Actualizado enn


 

 

Inspirada en el Testamento Espiritual de Ntro. Padre Fundador

Fray José del Refugio Morales Córdova



LUZ EN LAS TINIEBLAS



 

Año de mil ochocientos

mediados del setenta y tres,

la obra de Dios irrumpe

y comienza sólo con tres.

En medio de la oscuridad

surge una luz inspirada:

un hombre que con humildad

santidad lleva encarnada.

Fray Refugio es su nombre,

en Texcoco vio la luz,

religioso, santo y hombre

quiere ser imagen de Jesús

De Pachuca misionero,

pobre es como Francisco

siendo de Dios pregonero y

pastor de aquel aprisco.

En Cristo la mirada puesta

funda una Congregación,

para que escale la cuesta

con servicio y oración.

Tres jóvenes ha reunido:

Manuela y María de Jesús,

con Doloritas se han unido

para vivir en la Cruz.

En la Iglesia de la Encarnación

muy seguido las reunía,

y a ellas en la oración

encomendaba a María.

Reparar la viña del Señor

es la misión que designa,

a tres jóvenes que por amor

viven de manera digna.

Es tiempo de persecución,

y fieras bestias acechan,

que blasfeman a la religión

y solos los conventos dejan.

¿Cómo sembrar la semilla

de la paz, el bien y amor?

Volverán con su gavilla

si confían en su Creador.

“El ánimo no decaiga”

-dice a sus hijas amadas-

más vale que el grano caiga

y den fruto sepultadas.

“Sean fieles, hijas queridas,

y no teman a la escoria,

y serán galardonadas

con la corona de gloria”.

“Sean imagen perfecta,

de Jesucristo, el Señor,

y como hija predilecta

ofrézcanle todo su amor”

“Hijas son del Corazón

de María Inmaculada

y templo son del amor

de la Trinidad adorada”

“La tentación no las venza;

oren y sean ejemplares,

que el mundo no las convenza

y de virtud sean los pilares.

“La vida sacramental

tengan por privilegiada,

y con la gracia habitual

de Dios serán su morada”.

“Aprovechen los instantes

para acercarse al cielo,

permanezcan vigilantes

y la virtud sea su anhelo”.

Y sobre todas las cosas,

anhelen la santidad,

pues son del Señor esposas

y templo de la Trinidad”.

“Y la bendición recibida el día de la profesión, será perpetua en la vida si la dan en oblación”.

“Oración, sacrificio y acción:

vividas en caridad,

y amen con predilección

a Dios Uno y Trinidad”.

“Amen mucho a María

y de Francisco el ejemplo,

vivan en santa alegría

siendo de Dios su templo”.

“Las tinieblas no acabarán

la obra de Dios comenzada,

y al final recibirán

corona jamás marchitada”.

“Brillará la luz perenne

de Quien las estrellas hizo,

si ustedes por la virtud

anticipan un paraíso”.

Así la luz vencerá

y acabará la obscuridad:

¡La obra de Dios brillará

por toda la eternidad!



Hna. María del Carmen García Fernández,

HFIC

hfic, hermanas franciscanas de la Inmaculada concepción



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s