HFIC – Luz en la Tinieblas


 

 

Inspirada en el Testamento Espiritual de Ntro. Padre Fundador

Fray José del Refugio Morales Córdova



LUZ EN LAS TINIEBLAS



 

Año de mil ochocientos

mediados del setenta y tres,

la obra de Dios irrumpe

y comienza sólo con tres.

En medio de la oscuridad

surge una luz inspirada:

un hombre que con humildad

santidad lleva encarnada.

Fray Refugio es su nombre,

en Texcoco vio la luz,

religioso, santo y hombre

quiere ser imagen de Jesús

De Pachuca misionero,

pobre es como Francisco

siendo de Dios pregonero y

pastor de aquel aprisco.

En Cristo la mirada puesta

funda una Congregación,

para que escale la cuesta

con servicio y oración.

Tres jóvenes ha reunido:

Manuela y María de Jesús,

con Doloritas se han unido

para vivir en la Cruz.

En la Iglesia de la Encarnación

muy seguido las reunía,

y a ellas en la oración

encomendaba a María.

Reparar la viña del Señor

es la misión que designa,

a tres jóvenes que por amor

viven de manera digna.

Es tiempo de persecución,

y fieras bestias acechan,

que blasfeman a la religión

y solos los conventos dejan.

¿Cómo sembrar la semilla

de la paz, el bien y amor?

Volverán con su gavilla

si confían en su Creador.

“El ánimo no decaiga”

-dice a sus hijas amadas-

más vale que el grano caiga

y den fruto sepultadas.

“Sean fieles, hijas queridas,

y no teman a la escoria,

y serán galardonadas

con la corona de gloria”.

“Sean imagen perfecta,

de Jesucristo, el Señor,

y como hija predilecta

ofrézcanle todo su amor”

“Hijas son del Corazón

de María Inmaculada

y templo son del amor

de la Trinidad adorada”

“La tentación no las venza;

oren y sean ejemplares,

que el mundo no las convenza

y de virtud sean los pilares.

“La vida sacramental

tengan por privilegiada,

y con la gracia habitual

de Dios serán su morada”.

“Aprovechen los instantes

para acercarse al cielo,

permanezcan vigilantes

y la virtud sea su anhelo”.

Y sobre todas las cosas,

anhelen la santidad,

pues son del Señor esposas

y templo de la Trinidad”.

“Y la bendición recibida el día de la profesión, será perpetua en la vida si la dan en oblación”.

“Oración, sacrificio y acción:

vividas en caridad,

y amen con predilección

a Dios Uno y Trinidad”.

“Amen mucho a María

y de Francisco el ejemplo,

vivan en santa alegría

siendo de Dios su templo”.

“Las tinieblas no acabarán

la obra de Dios comenzada,

y al final recibirán

corona jamás marchitada”.

“Brillará la luz perenne

de Quien las estrellas hizo,

si ustedes por la virtud

anticipan un paraíso”.

Así la luz vencerá

y acabará la obscuridad:

¡La obra de Dios brillará

por toda la eternidad!



Hna. María del Carmen García Fernández,

HFIC

hfic, hermanas franciscanas de la Inmaculada concepción



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s